Localidades

Se tiene conocimiento que existió una importante judería en esa ciudad sevillana. También se sabe que la sinagoga fue derribada en 1395, cuatro años después del genocidio de las comunidades judías hispanas, por iniciativa del fanático arcediano de Écija. Se supone que la iglesia de San Blas, existente hasta el día de hoy, habría sido edificada sobre los restos de dicha Sinagoga. En este municipio de la comarca de La Campiña, existe el “Arroyo del Judío”. El Judío es el nombre de una dehesa, que en la comarca de Los Alcores, la marquesa de Nervión compró a Antonio Ordóñez. El barrio de San Blas, medio judío, medio moro, está apiñado en torno a un templo mudéjar de igual denominación que el barrio, el cual usurpó el solar a la vieja sinagoga. Su construcción se inició en tiempos de Pedro I, aprovechando los restos de una antigua Sinagoga. En el año 1247 se le concede al municipio la Carta puebla estableciéndose privilegios a los judíos que vinieren a habitar la ciudad. No lejos de la Puerta de Sevilla, a la izquierda de la plaza de San Fernando, se puede ver la calle de la Judería, que arranca de la calle Juan Lugo y después de varios recodos termina en una placita. El Arquillo de la Judería, por su parte, es una especie de placita pequeña y cuadrada que se abre entre la calle de José Arpa y la de la Judería.
Jueves, 18 de abril de 2024 -

Sefardies.es

Un proyecto del
Centro de Documentación
y Estudios Moisés de León

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS