Miércoles, 26 de abril de 2017 -

BIOGRAFíA

SENIOR, ABRAHáN.

Nacido en Segovia (Castilla y León / España) hacia 1412. Su apellido también se escribía Senneor, Seneor y Señor). Rico hacendado, confidente de los reyes Católicos, desempeñó en su larga vida (mas de ochenta años) importantes cargos en las comunidades judías y en la Corte de los soberanos. En 1466 aparece como financiero de la Corte de Enrique IV, rey de Castilla (1454 – 1474). En 1468 su nombre figura como Arrendador del servicio y montazgo. En el período de 1468-1473 desempeña, entre otros, el cargo de Arrendador de Diezmos de Castilla. En 1473 interviene en la reconciliación de Enrique IV con su hermana Isabel, futura reina y Fernando de Aragón, entonces Príncipes. En 1476 aparece como Rabino mayor con jurisdicción de Burgos al Mar, en una carta del rey Fernando a los procuradores de las aljamas, de 12 de marzo. Un año después, en 1477 ostenta diversos cargos: Alguacil Mayor de las Aljamas y judíos de Segovia, Juez Rabino y Repartidor Mayor de todas las Aljamas de Castilla, Receptor de hierbas y alcabala (tributo que el vendedor pagaba al fisco en la compraventa, y ambos contratantes en la permuta), de hierbas de la Orden de Alcántara y Receptor Mayor del servicio de Montazgo de ganados. En 1479 figura como Recaudador y Arrendador del Arzobispado de Toledo (Castilla-La Mancha). En 1480 en las Cortes de Toledo se le rebajaron 50.000 maravedíes de los 150.000 que tenía situados en Segovia. En 1484 una carta de los reyes católicos le ordena como Juez mayor de las aljamas de los judíos de Castilla que cobre 16.000 castellanos, que se repartieron para ayudar a la guerra de Granada. Tres años después en 1487 fue designado Tesorero de la Santa Hermandad, ayudado por su yerno Meir Melamed. El siguiente año 1488 alcanza el grado superior de Tesorero Mayor de la misma Hermandad. En la rendición de Málaga (1489) rescató a 450 judíos por 20.000 doblas jayenes; en esta operación actuó con su yerno Rabí Mayor Meir Melamed, como la entrada en Andalucía estaba entonces prohibida a los judíos, obtuvieron antes un salvoconducto, concedido por el Rey el 6 de junio de 1489. En 1490 desempeñaba el cargo de Recaudador Mayor del Reino, alcanzando el máximo encumbramiento que jamás logró judío alguno a lo largo del siglo XV castellano. Ayudó a sufragar los gastos de la operación militar, que logró la toma de Granada en 1492, financiando juntamente con Ishaq ben Yehudá, generosidad que tuvieron presentes los monarcas, que le otorgaron varias mercedes, entre otras, le nombraron Miembro del Consejo Real y Contador Mayor de Cuentas del Príncipe Juan. Juntamente con su hijo Salomón, de su yerno (Rabí Mayor) Meyr Melamed e hijos de éste, nietos de Abrahán, Pedro y Francisco, fueron bautizados la tarde del viernes 15 de junio de 1492 en el templo de Santa María de Guadalupe, en Guadalupe (Cáceres - Extremadura / España), actuando de padrinos los reyes católicos Don Fernando y Doña Isabel, junto con el Cardenal de España Don Pedro González de Mendoza, Arzobispo Primado de Toledo, y con la presencia del prior del monasterio fray Nuño de Arévalo. Recibieron respectivamente los nombres de: Ferad (o Ferrán – Fernando) Pérez Coronel, Juan Pérez Coronel, Ferrad (Fernando) Núñez Coronel, Pero Núñez Coronel y Francisco Núñez Coronel. Fue un acontecimiento tildado de glorioso en la historia de las conversiones hebraicas al cristianismo, que supuso un gran triunfo para la política conversionista promovida por los monarcas, por tratarse de dos judíos muy influyentes de Castilla, cuyo testimonio podría ser imitado por otros y de este modo evitar la salida de España antes de que expirara el tiempo fijado en el edicto de expulsión. El 25 de julio de 1492, según Carta Ejecutoria de Hidalguía, se le permitió acceder a la nobleza, extendida a sus descendientes, por vía masculina y femenina.